Nuevo método capaz de detectar nanovesículas en cantidades mínimas de orina y utilizarlas como biomarcadores

Una de las grandes interrogantes en el campo de la biomedicina es: ¿Existe una posibilidad de efectuar una detección temprana de diversas enfermedades?, para así anticipar y potenciar la efectividad en los tratamientos a un determinado paciente Probablemente, antes se hubiera dicho que es casi imposible; pero hoy la respuesta para la mayoría de los grupos de investigación enfocados en este tema sea diferente y positiva. Esto debido a que, la presencia de ciertas enfermedades se correlaciona con cambios en el contenido molecular, tanto al interior como exterior de las células. De esta forma, la detección temprana de estos cambios puede dar cuenta de la presencia de algunas enfermedades, sirviendo estas moléculas como marcadores biológicos de cada condición, denominados biomarcadores.

En la actualidad, diversos estudios han descrito que todas las células del cuerpo pueden generar nanovesículas también llamadas vesículas extracelulares (pequeñas partículas liberadas por las células y que se encuentran en los fluidos corporales), y se han detectado en fluidos biológicos, como sangre y orina. Estas características de las vesículas extracelulares hacen que se empiecen a considerar como herramientas para el diagnóstico de enfermedades y muchos investigadores las incluyen en el término de biopsia líquida. De esta manera, con un simple análisis de sangre u orina se podría obtener información de un tumor.

Así, el método, liderado por investigadores del Centro Nacional de Biotecnología del CSIC, en colaboración con científicos de la Universidad Autónoma de Madrid, especialistas del Hospital Universitario La Paz y la empresa española Immunostep, S.L.; permite obtener información sobre estas minúsculas vesículas directamente de muestras de orina y analizar su composición. De esta manera, es fácilmente trasladable a la práctica clínica y tiene como ventaja que no supone procedimientos invasivos para el paciente. “Este método se centra en analizar vesículas extracelulares que desempeñan un papel fundamental en la comunicación y el transporte de sustancias entre diferentes componentes del organismo. Su estudio se considera clave para identificar y validar nuevos biomarcadores en la clínica”, explica la directora del proyecto, la investigadora Mar Valés, del Centro Nacional de Biotecnología. Además, la doctora Valés añade que: “Con el nuevo método conseguimos caracterizar las nanovesículas a partir de cantidades muy pequeñas de fluidos corporales, sin necesidad de un procesamiento especial, aumentando la eficiencia del proceso y la sensibilidad de la detección”.

Hasta ahora, los métodos para poder determinar la identidad de los componentes en las nanovesículas eran lentos, requerían maquinaria y personal científico especializado, y necesitaban un gran volumen de muestra. Además, hacía falta un procesamiento complejo, previo al análisis de las muestras y, en muchos casos, no era fácil distinguir los elementos contaminantes aislados simultáneamente.

Ahora, el nuevo método descrito por Valés y colaboradores selecciona las vesículas y las separa del resto de componentes permitiendo obtener información de muestras de orina utilizando un volumen más de diez veces inferior al requerido con las técnicas actuales. Aunque, aún quedan retos por superar por los investigadores, como, por ejemplo, es el obtener un sistema de análisis cualitativo y estándar que se pueda utilizar en los distintos laboratorios y hospitales.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *