Detección de patógeno en el agua mediante virus genéticamente modificado

La contaminación microbiológica es responsable de más del 90% de las intoxicaciones y transmisión de enfermedades por el agua.


Científicos de la Universidad de Cornell, EE.UU., utilizaron un virus modificado genéticamente para detectar rápidamente la presencia de Escherichia coli, la bacteria que causa la enfermedad en el agua utilizada para el consumo.
En primera instancia se hizo la modificación exitosa en el genoma del virus para que este pudiera contener genes capaces de identificar el proceso de infección por las bacterias. El virus genéticamente modificado transporta un gen que expresa una enzima similar a la proteína que da brillo a las luciérnagas. Esta enzima se une a un hidrato de carbono (azúcar) de modo que cuando el bacteriófago (virus) encuentra la E. coli en el agua, comienza una infección y se produce la unión. Cuando se libera, la enzima se pega a las fibras de celulosa y comienza a iluminar.
“El virus funciona como un indicador. Si la prueba para determinar la presencia de E. coli , el agua no debe ser consumida, ya que indica una posible contaminación “, dijo Sam Nugen, un profesor de ciencia de los alimentos en la Universidad de Cornell, en una entrevista con el Science Daily.
De acuerdo con una nueva investigación publicada por la Royal Society of Chemistry, en agosto de 2018, en lugar de enviar muestras de agua a los laboratorios y esperar días para obtener resultados, esta nueva prueba puede administrarse localmente para obtener respuestas en cuestión de horas

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *